El Liderazgo

bp-lobos

bp-lobos

¿Qué es eso a lo que le llaman liderazgo?, ¿Qué es lo que motiva a una persona a seguir los ideales de alguien más?, ¿cómo se come?, ¿Cómo se mastica, se respira, se vive, se transmite esta cualidad entendida por muchos y comprendida por pocos? “Que curiosamente dentro de la psicología social, el liderazgo es el tema del que más se ha escrito y del que menos se conoce” (Bennis 1959).

Exploremos un poco este tema pues en la actualidad está en boga en diversos ámbito sociales, háblese del político, académico y laboral. Contrastemos las ideas que tenemos sobre el liderazgo y determinemos algunos tipos. Muy seguramente será de utilidad en el día a día.

Empecemos definiendo el concepto y vamos partiendo del hecho de que no hay una  definición concreta de este sin embargo, podríamos señalar a grandes rasgos algunas cualidades que debe tener el líder como son: influyente, con “don de mando”, empático, con facilidad de palabra y  de trabajo en equipo,  ser ordenado y  apegado a las reglas, ser motivador, inteligente y con buena presentación. Todo esto sin contar la personalidad que el líder debe de tener según su estilo de liderazgo.

Y hablando de estilos cabe hacer mención de que hay múltiples estilos de liderazgo, pero en esta ocasión nos enfocaremos en tres que son el liderazgo transaccional, el liderazgo transformacional y el liderazgo situacional.

Si crees que estás liderando y te volteas y no hay nadie siguiéndote, entonces sólo saliste a caminar”.- Benjamin Hooks, luchador por los derechos civiles

Transaccional

En el liderazgo transaccional, el líder está enfocado al éxito de la tarea, suele ser un estilo rígido de liderazgo pues el líder tiene que garantizar el cumplimiento de las metas y apegarse a los procedimientos que la organización indique. El líder transaccional utiliza la recompensa cuando una meta es alcanzada y el castigo cuando algo no sale como lo espera. Se denomina así porque la “transacción” sería lo que la organización le paga a los miembros del equipo a cambio de su esfuerzo y su cumplimiento. Este tipo de liderazgo fue muy útil durante la revolución industrial, cuando las fábricas empezaron a elaborar productos en serie y la organización buscaba mayores volúmenes de producción. En la actualidad este estilo puede ser problemático porque el mercado es cambiante y  este liderazgo es estático por decirlo de alguna manera.

Transformacional

El liderazgo transformacional es todo lo contrario al transaccional. Aquí el líder es motivacional, empático, carismático y con un sentido humano en el trato del grupo, busca agregar valor a las transacciones del grupo con incentivos y estímulos intelectuales. En este tipo de liderazgo la tarea va acompañada del desarrollo personal de los miembros del equipo.
En algunas ocasiones el líder se abstiene de guiar y solo interviene para proporcionar información cuando alguien del equipo lo solicita. Siendo así podemos observar que el líder transaccional dirige mientras que el transformacional guía.

Situacional

Por último, el liderazgo situacional hace referencia a  cuando el líder debe ajustar el estilo para adaptarse al nivel de desarrollo de los seguidores que están tratando de influir. Dentro de este esquema hay cuatro estilos de liderazgo, a saber: dirigiendo, educando, participando y delegando. A su vez hay niveles de madurez en los seguidores que son representadas en este modelo como M1, M2, M3 y M4.
El modelo de liderazgo situacional busca el punto de equilibrio entre los seguidores y el líder,  es decir, si el grupo es poco maduro entonces el líder deberá dirigir, ser del tipo transaccional, por el contrario, si la madurez de los seguidores es alta el líder deberá guiarlos y dejar de intervenir intencionalmente sin descuidar la supervisión de la tarea.

En muchos de los casos no nacemos con él la característica del liderazgo  dentro de los límites del temperamento pero  puede ser desarrollado. Al mismo tiempo no debe perderse de vista que el desarrollo de un líder requiere de paciencia, constancia y disciplina sin dejar de lado la parte subjetiva de cada persona.

Misael Verdugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *